El ancestro del gato domestico

El primer gato doméstico era un encarnizado cazador de ratones que estableció vínculos estrechos con los primeros agricultores instalados en Medio Oriente hace unos 10.000 años, según un estudio publicado el jueves por la revista Science.

Gracias a la investigación con ADN, los investigadores afirman haber localizado al ancestro del gato doméstico en la región del Creciente Fértil, zona de Medio Oriente que comprende los actuales estados de Israel, Irak, Siria y Líbano.

Según el jefe de los autores del estudio, Stephen O'Brien, el gato salvaje ancestro del gato doméstico apareció cuando los primeros agricultores se hicieron sedentarios y almacenaron los granos que atraían a los roedores. Era más amistoso que los otros miembros de la familia de los felinos.

"Los felinos son bien conocidos por ser temibles predadores, muy mortíferos, muy feroces y muy amenazantes para las otras especies, incluso la de los humanos", dijo a la AFP O'Brien, investigador del Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos.

"Pero este pequeño ser en realidad eligió otra vía", explicó. "El decidió ser un poco familiar y también un muy buen cazador de ratones".

Los autores del estudio igualmente lograron rastrear los orígenes de la primera pareja de gatos, el "Adán" y "Eva" felinos, hasta unos 100.000 años, pero no existe prueba de domesticación en esta época.

En el curso de este estudio, los investigadores utilizaron las muestras de ADN de 979 gatos para analizar los vínculos entre el gato doméstico y cinco especies de gatos salvajes procedentes de tres continentes, incluido el gato montés del Medio Oriente.

Fuente: Revista Science


Recomendar a un amigo...