Razas de Perros: Tibetan Terrier - Terrier Tibetano

Nacionalidad: Tíbet

Origen: La Tibetan Terrier es una raza de mas de 2.000 años de antigüedad, originaria de las altas montañas del Tibet (de 3.500 a 5.000 metros de altitud).  Son conocidos como perros de compañia por sus buenas cualidades como centinela y su carácter amable con su familia. Su abundante pelo tambien era usado para elaborar ropas.

Fueron criados en monasterios, donde recibieron un trato respetuoso por parte de los monjes, pues se creía eran portadores de las almas reencarnadas, según dicta la cultura budista-tibetana. Por todo esto estaba prohibida su venta o sacrificio. Lo que si era costumbre, era su entrega como regalo a nómadas o a otros monasterios como ofrenda de respeto y amistad. Normalmente los animales regalados eran machos pues se creía que traían suerte si se les trataba bien.

Que el Tibetan Terrier se llame así se debe a un error o paradoja histórica. Debido al desconocimiento del Kennel Club of England fue clasificado como un Terrier junto con el Lhasa Apso, conocido como Lhasa Terrier. "Apso" significa en tibetano perro de pelo largo. Puesto que el carácter y la utilidad del Tibetan no son las de un Terrier (tierra - suelo), pues nunca fue utilizado para la caza, esperamos que igual que el Lhasa Terrier se libró del término, para pasar a ser llamado Lhasa Apso, el Tibetan Terrier pase a ser conocido como Tíbet Apso.

Su introducción en Occidente se produjo en los años veinte gracias a la doctora Agnes R.H. Greig. Esta doctora operó a la esposa de un jefe tibetano y cuidó de su perrita Lily que estaba preñada mientras la enferma se recuperaba. Como agradecimiento fué obsequiada con un cachorro de la camada, a la que llamó Bunti. La doctora Greig quiso presentar a Bunti en exposiciones, donde inicialmente fue inscrita como Lhasa Terrier. Puesto que era obvio que no era la misma raza, la doctora emprendió bajo la tutela del Kennel Club of England un programa de cría, que llevó con el tiempo al reconocimiento oficial de la raza.

Descripcion: Perro de talla mediana, robusto, de pelo largo, generalmente de perfil cuadrado; expresión que denota firmeza.

Cabeza: Debe estar bien cubierta de pelo largo, el cual cae hacia delante sobre los ojos. El maxilar inferior debe tener una barba pequeña, pero no exagerada.

Cráneo: Tiene una longitud mediana, no es ancho ni tosco, se estrecha ligeramente desde la inserción de las orejas hasta los ojos. No tiene forma de cúpula ni es plano por completo entre las orejas.
Stop: Está marcado pero no es exageradamente profundo. Trufa: Negra.
Hocico: Fuerte. La distancia desde el ojo hasta la punta de la nariz tiene que ser igual a la distancia del ojo a la base del cráneo. Mandíbula y Dientes: El maxilar inferior debe estar bien desarrollado. Los incisivos deben estar colocados en una ligera curva, situados al mismo intrevalo y colocados perpendicularmente en el maxilar. Mordida en tijera o en tijera invertida. Mejillas: Los huesos cigomáticos son curvos pero no deben estar sobresalientes de manera que parezcan protuberantes.

Ojos: Grandes, redondos, ni saltones ni hundidos; deben estar colocados bastante separados entre sí. De color pardo oscuro y con los bordes de los párpados pigmentados en negro.

Orejas: Colgantes pero no llevadas demasiad pegadas a la cabeza; en forma de V, no demasiado grandes y con frajas pesadas.

Cuerpo: Bien musculoso compacto y fuerte. La distancia entre la punta de los hombros y la inserción de la cola es igual a la altura de la cruz. Espalda: Recta sobre las costillas. Lomo: Corto, ligeramente arqueado. Grupa: Costillas bien extendidas hacia atrás.

Cola: De longitud mediana, con inserción bastante alta y llevada alegremente enroscada sobre la espalda. Debe estar muy bien cubierta de franjas. A menudo se encuentra anudada cerca de la punta, lo cual se permite.
Extremidades anteriores: Deben estar bien provistas de abundante pelo; rectas y paralelas.
Hombros: Bien inclinados. Metacarpos: Ligeramente inclinados. Extremidades posteriores: Bien cubiertas de abundante pelo. Rodillas: Bien anguladas. Corvejones: Bien descendidos.
Piés: Grandes, redondos, bien provistos de abundante pelo entre los dedos y las almohadillas. El perro debe apoyarse perfectamente sobre las almohadillas; los dedos no deben ser arqueados.

Movimiento: Uniforme; de buen alcance y poderoso impulso. Cuando el perro camina o trota, los miembros posteriores no deben seguir ni por dentro ni por fuera el movimiento de los miembros anteriores.

Manto y pelo: Tiene una doble capa de pelo. El pelo de la capa interna es muy fino y lanoso. El pelo de la capa externa es abundante, fino, aunque no es sedoso ni lanoso; es largo; puede ser liso u ondulado, pero nunca rizado. Color: Blanco, dorado, crema, gris o ahumado, negro, bicolor, tricolor. En realidad todos los colores son admitidos a excepción del chocolate o hígado.

Talla: La altura de los machos a la región de la cruz es entre 35,6 y 40,6 centímetros (14-16 pulgadas). Las hembras son ligeramente mas pequeñas.

Caracter:
Vivaz, de buen carácter. Es un perro de compañía fiel, con muchos atractivos. Es un perro sociable, alerta, inteligente y valiente, nunca intratable o belicoso. Prudente con los desconocidos.

 


Recomendar a un amigo...

Ver todas las Razas de Perros
Ver todas las Razas de Gatos



Información relacionada