Atopia Canina - Dermatitis Atopica

Dermatitis por aeroalérgenos, dermatitis atópica, enfermedad atópica, dermatitis inhalante alérgica

Sinonimia de la Atopía canina: dermatitis por aeroalérgenos, dermatitis atópica, enfermedad atópica, dermatitis inhalante alérgica.-

Definición: Es una dermatopatía pruriginosa, caracterizada por una predisposición heredada para formar anticuerpos contra alergenos ambientales.


Vía de entrada de alergenos:

La principal es inhalatoria, aunque pueden penetrar vía digestiva y percutánea.-


Alérgenos mas frecuentes:

Entre los alérgenos de interior encontramos los ácaros del polvo ambiental (Dermatophagoides farinae, Dermatophagoides pteronyssinus, Acarus siro, Tyrophagus putrescentiae, etc.), hongos ambientales (Cladosporium sp, Alternaria sp, Aspergillus sp, Fusarium sp, Penicillium sp, etc.), epitelios (humanos o animales), y múltiples componentes del llamado polvo de la casa.-

Los alergenos de exterior son fundamentalmente (aunque no exclusivamente) pólenes, y por lo tanto se hallan en elevadas concentraciones cuando la planta de donde provienen está en la época de polinización. Por esta razón es que la atopía puede presentarse al menos inicialmente con cierta estacionalidad, dependiendo de los alergenos presentes en determinada época del año, siendo la primavera y el verano las estaciones en las que se inicia con mayor frecuencia la atopía.


Edad de comienzo de la atopia canina:

Entre los 6 meses y los 3 años de vida.-


Signos clínicos:


El signo principal es el prurito intenso, manifestado por lamido interdigital, prurito facial, en axilas e ingles y prurito ótico. Es tan intenso que puede lamerse, morderse, rascarse contra objetos y rascarse con las patas.


Signos clínicos dérmicos:


Inicialmente eritema y excoriaciones por el rascado, alopecia parcial, pápulas foliculares. Con la cronicidad se observan hiperqueratosis, hiperpigmentación o liquenificación y una alopecia mas generalizada. También puede observarse algún grado de descamación o seborrea en dorso y lomo.


Intensidad del rascado:


Se debe relacionar con la raza del paciente ya que las razas toy manifiestan intenso prurito ante mínimos estímulos. Razas como Dogo Argentino, Rottweiler, Pitt Bull Terrier o Bull Terrier pueden manifestar menor intensidad de rascado.


Razas predispuestas
:

Hay razas en las que la atopía se presenta con mayor frecuencia, como es el caso del Ovejero alemán, Caniche toy, Labrador retriever, Boxer, Dálmata, Setter irlandés, Fox terrier, West Highland White Terrier, Cocker Spaniel, Shar pei chino.-


Área involucrada:


Inicialmente afecta la cara (periocular, perilabial) (estadio I) cuando la enfermedad lleva más tiempo el prurito se extiende también a ingles, axilas, abdomen y espacios interdigitales (estadio II). A medida que pasa el tiempo afecta base de la cola, tronco y los miembros completamente (estadio III).


Complicaciones más frecuentes:


Foliculitis bacteriana superficial y dermatitis por Malassezia que intensifican el prurito

Diagnósticos diferenciales:

Incluyen las otras dermatopatías pruriginosas, principalmente dermatitis alérgica a la picadura de pulgas, alergia alimentaria, sarna sarcóptica, dermatitis alérgica de contacto y piodermias.

• Métodos complementarios: el diagnóstico de Atopía es exclusivamente clínico, sin necesidad de ningún método complementario de diagnóstico. Sí pueden realizarse citologías para comprobar sobrecrecimiento bacteriano o presencia de Malassezias y raspados para descartar Sarna sarcóptica. Los test intradérmicos y la serología para alergias, se utilizan en aquellos casos en los que se puede realizar la inmunoterapia desensibilizante, pero no como medio diagnóstico.

• Tratamiento: la terapia consiste en disminuir el nivel de prurito y mantener al umbral lo mas alto posible.

En casos de piodermia asociada se justifica la utilización de antibióticos y si se confirma la presencia de Malassezia se indican antimicóticos locales y sistémicos.

En aquellos casos de presencia de pulgas, deben controlarse para evitar una causa importante de prurito.

Agradecemos la colaboración para la publicación de esta nota a:
Prof. M.V. Fernando Adrian Fogel

 



Recomendar a un amigo...