Slentrol - dirlotapide - Contra la obesidad en las mascotas

La obesidad es un grave problema que afecta por igual a personas y mascotas.

La Administración de Fármacos y Alimentos de EE.UU. (FDA) anunció la aprobación de un fármaco contra la obesidad canina, cuyo consumo entre humanos puede provocar serias reacciones.

Mascotas consentidas y bien cuidadas

El fármaco, elaborado por la empresa Pfizer con el nombre de Slentrol - dirlotapide , es una herramienta más en las terapias para animales, en momentos en que la obesidad entre los perros "parece estar aumentando", dijo Stephen Sundlof, director de medicina veterinaria de la FDA.

Al igual que en sus amos, los perros pasados de kilos (la obesidad canina se define como el 20 por ciento sobre el peso ideal) tienen mayores riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares, de las articulaciones y diabetes, entre otras.

Se calcula que alrededor del cinco por ciento de los perros en EE.UU. sufre obesidad, mientras que entre el 20 y el 30 por ciento tiene sobrepeso, indicó la FDA.

Slentrol reduce el apetito y la absorción de la grasa pero también puede producir vómitos, diarrea, letargo y pérdida total del apetito.

La obesidad se ha convertido en un problema grave de salud en Estados Unidos, que además tiene amplias repercusiones en los gastos de cuidado médico en el país. Según cálculos oficiales, alrededor del 60 por ciento de la población es obesa o tiene un peso excesivo.

El fármaco incluye una etiqueta que advierte contra el consumo humano de Slentrol y sobre efectos secundarios como dolor y dilatación abdominal, dolor de cabeza, diarrea, flatulencia, náuseas y vómitos.

Para combatir el sobrepeso, ya sea en humanos o animales, la dieta y el ejercicio siguen siendo la regla de oro, según las autoridades.


Recomendar a un amigo...