Enfermedad periodontal canina


Enfermedad periodontal canina - Más del ochenta y cinco por ciento (85%) de los perros evidencian, en algún momento de su vida síntomas de lesiones que pueden afectar sus encías.

Cuando las lesiones se extienden a todo el tejido que rodea al diente se conoce como Enfermedad Periodontal canina.

Señales de alerta de la Enfermedad Periodontal canina:

 - Mal aliento

 - Cambio de color de los dientes

 - Dificultad para masticar

 - Sangrado de las encías


Comienza con la formación de la Placa Bacteriana, inflamación de las encías depositándose posteriormente minerales formando el sarro dental. y posteriormente la inflamación e infección del tejido periodontal pudiendo llevar a la movilidad de la pieza dental.

La Enfermedad Periodontal canina se presenta habitualmente en los caninos entre los 6 a 8 años de edad, dependiendo de las condiciones de vida del animal y de predisposición racial e individual. En las razas pequeñas (Maltés-Yorkshire, etc.) la evolución puede ser prematura pudiendo observarse periodontitis crónica canina en animales de entre 2 y 3 años de edad.

La dentadura completa le brinda al animal una mejor calidad de vida. Es importante tener en cuenta que los dientes ayudan a contener la lengua. La pérdida de los incisivos provoca la caída de la lengua fuera de la boca, sufriendo falta de humectación y lesiones.

 


¿ Cómo se puede prevenir la Enfermedad Periodontal canina ?

Básicamente con una alimentación adecuada y con higiene bucal periódica.

Es aconsejable administrar el balanceado seco ya que la masticación de elementos consistentes actúa como barrido mecánico de los dientes.

En el Consultorio Veterinario tanto la Placa Bacteriana canina como el Sarro Dental canino, si son incipientes, pueden eliminarse sin mayor dificultad, mediante raspadores manuales o con Equipos ultrasónicos. En la mayoría de los casos requiere anestesia.

Si la enfermedad periodontal canina es crónica generalmente se requiere, además de un tratamiento medicamentoso en base a antibióticos, un tratamiento quirúrgico que incluye la limpieza mecánica y el recorte de las encías para eliminar los bolsillos (Gingivectomía). Actualmente la Cirugía bucal en Medicina Veterinaria se realiza con Instrumental Específico (Electrobisturí, Ultrasonido y Turbina.

En los casos de enfermedad periodontal crónica la intervención requiere mayor tiempo, de modo que lo más adecuado para el paciente es utilizar anestesia inhalatoria teniendo al animal intubado con aporte de oxígeno y monitoreo cardíaco para minimizar el riesgo quirúrgico.

Es importante revisar la boca de nuestras mascotas, ya que no solo se observan patologías locales propias de la boca sino que, además puede evidenciar signos de patologías de origen general (Insuficiencia Renal Crónica). Una infección originada en la boca, si no se trata a tiempo, puede producir afecciones en riñón, hígado o provocar una valvulopatía cardíaca.

En los felinos domésticos es importante destacar que las enfermedades virales del gato, tales como VILEF, CALICIVIRUS o PANLEUCOPENIA favorecen el desarrollo de las lesiones gingivales y la enfermedad periodontal.

Higiene periódica mediante cepillado o con un hisopo embebido en una solución antiséptica de uso bucal que la indique el Médico Veterinario para combatir la placa bacteriana.

En todos los casos el Médico Veterinario indicará el tratamiento y la forma correcta de aplicación.

Agradecemos mucho la colaboración para la publicación de esta nota a:
M.V. Adalberto Amato
Odontología y Cirugía Veterinaria Integral
Especialista en Docencia Universitaria.
Cátedra de Anestesiología y Cirugía. USAL
Miembro de la EVDS



Recomendar a un amigo...