Riesgos de la convivencia con mascotas

 

 

Conviviendo
con mi mascota


 

La convivencia de una mascota para con las personas en la actualidad, es muy diferente, a como eran tratados en el pasado (diez o 20 años atrás). Lo cual nos lleva a nosotros los veterinarios, a darles una más amplia explicación a los dueños de las mascotas acerca de los pros y los contras de esta nueva relación “Amo-mascota”.

Yo en lo personal les recomiendo un aseo de manera regular tanto del lugar donde habita la mascota como de ella misma, así como también desparasitarlas tres veces al año y aplicarles su esquema básico de vacunas. De esta manera el riesgo de contagio de una mascota al ser humano sería casi nulo.


Algunas de las principales enfermedades que se pueden transmitir a las personas son:


Hongos en la piel: Existen cuatro tipos cuando menos de hongos que producen esta enfermedad en la piel del perro. Las causas de predisposición son una alimentación mala, exceso de humedad, y el asilamiento de animales en lugares pequeños. Los hongos se pueden extender rápidamente de un perro a otro.

Sarna: La sarna es una enfermedad producida por ácaros que viven de comerse la piel y el tejido circundante.

La rabia: La rabia es una enfermedad que se transmite a través de la saliva de un animal infectado en una herida de cualesquier otro organismo de sangre caliente (personas o animales). Ante cualquier sospecha o duda al respecto se debe acudir de inmediato al centro antirrábico de su localidad.

Toxoplasmosis: La Toxoplasmosis es una enfermedad por un parásito unicelular denominado toxoplasma gondii, que puede ser portado por el hombre, el ganado, las ovejas, los cerdos, los conejos, los pájaros y también los perros.

Toxocara canis:
Es un parasito propio del perro, cuya producción de huevos comienza cuando el cachorro tiene aproximadamente dos meses de edad.

Estas enfermedades citadas anteriormente, son sólo algunas de las más comunes, por las cuales nos preguntan los propietarios de las mascotas.

Les recomiendo a todas las personas que tengan dudas acerca de éstas u otras enfermedades, consulten a su veterinario para que aclare todas sus dudas y le haga un esquema de control periódico para su mascota.

No olvides abrigar a tu mascota en esta temporada de frío con un suéter o en su defecto con ropa vieja que ya no utilices, retírales el agua por las noches, lleva al día su esquema de vacunación.

Identifica a tu mascota con una placa que contenga información básica en caso de extravío, no permitas que se convierta en una estadística más de la perrera.

Si por alguna razón tienes una mascota no deseada no la abandones cerca de donde haya gente amante de los animales, no la condenes a muerte si ésta no logra encontrar un lugar seguro donde no la agredan, donde pueda cubrirse del frío, y donde pueda encontrar alimento.

Demos el ejemplo a nuestros hijos, tomemos decisiones responsables.

Hasta la próxima, Domi.

Por: Mvz Miguel Dávila Dávila

 



Recomendar a un amigo...