Educar al cachorro para convivir con los seres humanos

Antes de adoptar un cachorro se deben tener en cuenta una serie de factores (como espacio requerido, raza conveniente, trato que debe recibir, etc.,) que permitirán que Ud. encuentre satisfechas sus expectativas y su mascota reciba todas las atenciones y el afecto que necesita y merece, por lo que es recomendable una consulta profesional evitando una situación no deseada.

El Test de Campbell es un chequeo que se realiza a los cachorros a las 7 semanas de vida (exactamente ) y permite conocer si su temperamento es apto para nuestras necesidades y para la convivencia con niños.

Al integrarlo a la familia debemos considerar que el perro debe aprender a vivir con otros seres, entre las 3 y 12 semanas de vida pasa por su primer período de Socialización, donde debe reconocer, compartir y aceptar diferentes especies, en esta etapa debe estar en contacto con niños (a los que percibe disímiles por sus formas y movimientos), personas adultas y otros animales.

Posteriormente en la etapa Juvenil asimilará las lecciones asociándolas a estímulos placenteros, una experiencia traumática (ser maltratado por un niño) puede generar una futura reacción indeseada (como agredir a chicos por temor). Deben evitarse las situaciones que le produzcan dolor, miedo o interferencias con sus necesidades de alimentación y descanso.

Es el momento de controlar las actitudes intolerantes, dominantes o agresivas. No debe ser golpeado para corregirlo, este maltrato fomenta la agresión por miedo. Debe ser levantado por la piel de su cuello (como lo hace su madre) o por su tórax hasta que detenga su forcejeo, aprovechando en esta etapa, que su tamaño corporal lo permite.

No deben promoverse los juegos que provoquen la mordida ni permitir que con ella cause dolor. Los animales aprenden los limites entre juego y agresión con su madre y sus hermanos, los que son retirados antes de las 7 semanas o son huérfanos pueden carecer de este autocontrol, necesario en un futuro de juegos con niños.

El comportamiento del perro esta influenciado por la genética y el medio ambiente (educación), no puede definirse el carácter solo por la raza, no existen razas agresivas sino perros agresivos.

Es muy importante que, luego de vacunarlos correctamente (a partir de los 45 días de vida ) y evitando zonas contaminadas, se expongan a la mayor cantidad de estímulos posibles (manipulación, ruidos, soledad, lugares abiertos y cerrados) para habituarlos a las situaciones y ambientes que deberá enfrentar sin que sean motivo de estrés.

Educar a nuestra mascota mejora su calidad de vida permitiéndole interactuar armónicamente con el medio que la rodea.

Disfrutémoslos responsablemente. - Hasta la próxima.

Agradecemos la colaboración para la publicación de esta nota a :

M.V. Mario Miani
C. Onelli 1460 - Local 8 - Centro Administrativo Bariloche
Bariloche - Río Negro - Argentina
TE: 54 - 02944 - 43 - 1721 -

Consultas M.V. Mario Miani »

 


Recomendar a un amigo...