Conjuntivitis - Señales de alarma en gatos

 

Señales de alarma oftalmológicas
Signo ojo rojo (Conjuntivitis)



Signo principal de conjuntivitis

Se observa uno o ambos ojos enrojecidos en las distintas zonas como la conjuntiva de los párpados, bordes de la córnea (conjuntiva bulbar) y en el interior del ojo.


Signos secundarios de conjuntivitis

La secreción lagrimal puede estar aumentada, produciéndose una secreción oftálmica acuosa o serosa, mucopurulenta, etc., opacidad de la cornea (queratitis), cambios en el color y la forma del iris., elevación del tercer párpado. Ojo cerrado o semicerrado por dolor. Quemosis o edema de la conjuntiva que puede producir que la conjuntiva sobresalga del ojo por su inflamación.


Posibles causas de conjuntivitis:

Según la evolución puede ser aguda o crónica, y puede comenzar en forma unilateral o bilateral.

En el gato la mayoría de los problemas oculares son un signo asociado a enfermedades sistémicas o sea que debemos buscar la causa fuera del ojo.


Hay conjuntivitis infecciosas, alérgicas, traumáticas y parasitarias como vemos a continuación:

1- Enfermedades infecciosas: Virus de la Rinotraqueítis Felina (Herpes virus felino), Calicivirus felino, Clamidias.

2- Uveítis (inflamación interna del ojo) por Virus de la Leucemia felina, Inmunodeficiencia Felina, Peritonitis Infecciosa felina, Toxoplasmosis.

3- Alteraciones oncológicas como el Carcinoma de Células Escamosas de los gatos blancos, cuando toma los párpados, y el linfoma ocular.

4- Hipertensión sistémica.-

5- Traumatismos, cuerpos extraños, arañazos, golpes, quemaduras con sustancias cáusticas.

6- Problemas hereditarios en algunas razas (p.e. distrofia corneal del Manx, alteraciones palpebrales del Burmés, atrofia retinal del Abisinio, etc.)


Procedimientos diagnósticos

Los signos clínicos generales, y locales ayudan a diferenciar si es una enfermedad infecciosa sistémicas (de todo el organismo) o solo del ojo.

La observación con lentes de aumentos y luz especial pueden definir el tipo de lesión en el ojo, a esto se suman distintas tinciones del ojo como la fluoresceína, o anestesias del ojo o dilatadores pupilares, también el oftalmoscopio ayuda a ver las distintas estructuras del ojo.

Hay aparatos para medir la presión intraocular y métodos para medir el nivel de lágrimas.

Otros métodos como los raspados conjuntivales para hacer citología (estudio de las células) o cultivos y antibiogramas para encontrar los gérmenes causales. El electrorretinograma es un método para determinar si la retina funciona o sea si hay visión.

Puede tenerse que hacer una anestesia general para observar bien el tercer párpado en ambas caras. Como se ve el estudio de los problemas oftálmicos requiere frecuentemente la derivación del caso a un Veterinario especialista en Oftalmología.


Tratamientos Veterinarios

Hay una infinidad de tratamientos y drogas para tratar local y sistémicamente los problemas oftálmicos, también son posibles los tratamientos quirúrgicos, hay que hacer un diagnóstico correcto como siempre para hacer el tratamiento correspondiente.


Observación del Propietario

El ojo rojo o la conjuntivitis se ve a simple vista, también puede verse la secreción oftálmica y el ojo semicerrado como consecuencia del dolor o fotofobia.


Recomendaciones para el propietario

Frente a estos signos clínicos se debe consultar inmediatamente al veterinario, ya que la presentación de conjuntivitis puede ser el anuncio de enfermedades generales del organismo que pongan en peligro la vida del paciente. No hay que perder tiempo tratando de hacer curaciones caseras antes de la consulta profesional.

Es importante una vez más insistir con la vacunaciones que previenen las virosis respiratorias que suelen presentar problemas oftálmicos.

También es importante utilizar siempre una dieta segura sanitariamente hablando, para evitar el contagio de la Toxoplasmosis, que uno de los parásitos causantes de problemas oftálmicos.

Fuente: "Señales de alarma en la salud de nuestro gato" -

Este capítulo es parte del libro "Señales de alarma de la salud de nuestro gato". En este libro se desarrollan una serie de señales de alarma o signos clínicos que indican algún problema en la salud de nuestro gato. La idea es que los propietarios de gatos, reconozcan estas señales, comprendan la importancia de las mismas, tengan una noción de las posibles causas y de los métodos complementarios que podrá utilizar el veterinario para llegar a un diagnóstico. En su conjunto es una forma de brindar información útil para un mejor cuidado de nuestros queridos gatos.

Agradecemos la colaboración para la publicación de esta nota a:

M.V. Rubén Mario Gatti

Bustamante 2476 - Capital Federal - Bs. As. - Argentina -
TEL: +54 - 11 - 4801-3161 -
Asociación Argentina de Medicina Felina: www.aamefe.org


Recomendar a un amigo...