Uso de la ciclosporina como tratamiento en la alergia de nuestras mascotas

Quienes somos dueños de caninos sabemos que existen las alergias, trastornos que producen picazón, que alteran la vida de nuestra mascota y la nuestra, y que muchas veces son tratadas en forma sintomática, es decir con pastillas para la picazón, sin llegar a diagnosticar a qué es alérgico nuestro animalito.-

Es verdad que la tarea de desentrañar la causa de la alergia no es fácil: sabemos que aparece entre los 8 meses y los 3 años de edad, que se manifiesta por rascado tipo “guitarrita”, frotándose la cara, las orejas, a veces mordiéndose las manos o las patas. En general, de la gran cantidad de elementos que pueden provocar alergia canina, se distinguen 3 orígenes distintos: la alergia a la pulga, quizás la mas fácil de diagnosticar, la alergia a los alimentos que ingiere y la alergia a los elementos del aire y del ambiente en que vive el animal (atopía canina).-

 A excepción de la alergia a las pulgas que se presenta en forma muy peculiar, la alergia a los alimentos y la atopía canina presentan la misma sintomatología clínica. En el momento de la consulta, el médico veterinario debe tratar de llegar al diagnóstico exacto de cual o cuales alergias se están manifestando en el paciente. No es tarea sencilla: se comenzará con un plan de dietas hipoalergénicas, la eliminación absoluta de las pulgas, y tratar de evitar la administración de medicamentos para la picazón. En general, cuando un animal no tiene pulgas y ha respondido muy bien a la dieta hipoalergénica, puede sospecharse firmemente que la causa de la picazón era el alimento. Y debemos recordar que no depende de la calidad del alimento el que produzca alergia o no: depende del paciente que lo consume.-

Ahora bien: un animal sin pulgas, con una dieta hipoalergénica y que continúa con su picazón, orienta al profesional hacia el diagnóstico de una atopía o alergia ambiental canina. Y aquí suele comenzar el problema, ya que esta patología implica que toda su vida el animal deberá convivir con esos elementos que le provocan picazón.

El profesional puede prescribir diversas formas de tratamientos: antihistamínicos, ácidos grasos, los viejos y conocidos corticoides, o bien preparar vacunas buscando la desensibilización de su paciente.-

 

¿ Hay otras posibilidades para tratar las alergias de nuestras mascotas que no sea con cortisona?

Ahora bien: existe en el mercado una droga, la Ciclosporina que esta siendo usada con notable éxito en el tratamiento de esta alergia tan molesta y gravosa. La Ciclosporina, si bien no cura el trastorno alérgico, atenúa al máximo sus síntomas.-

En el momento de prescribir una medicación antipruriginosa (es decir, antirascado) para su mascota, ya sabemos que no es necesario recurrir indefectiblemente a los benditos corticoides, sino que disponemos de esta nueva droga que, utilizada con un buen criterio terapéutico, nos permitirá sobrellevar los síntomas de una enfermedad que no es grave, como la alergia, pero que tampoco tiene cura definitiva: el animalito nace y muere alérgico, pero en el ínterin hay toda una vida que puede pasarla sin rascarse, confortablemente, si hacemos uso de la droga exacta, sin abusar de otros medicamentos, como la cortisona, de eficacia conocidas pero de efectos nefastos si es usada demasiado tiempo y a una dosis inapropiada.-

Agradecemos la colaboración para la publicación de esta nota al:

Dr. Eduardo A. Tonelli - Médico Veterinario – J.T.P. del Servicio de Dermatología
Hospital Escuela - Facultad de Ciencias Veterinarias – Universidad de Buenos Aires
Av. San Martín 4453 - Capital Federal - Ciudad de Buenos Aires



Recomendar a un amigo...