El glaucoma canino y felino

 

 

 

El glaucoma en los animales de compañia:

Al aumento de la presión intraocular por encima de los valores fisiológicos normales sin signos clínicos se conoce como hipertensión ocular y cuando ésta se acompaña de signos clínicos como pérdida de visión o daño intraocular se la conoce como glaucoma. La hipertensión puede ser el paso previo a un glaucoma pero no tiene que desarrollarse necesariamente, hay determinados animales que padecen hipertensión intraocular y pueden desarrollar lesiones a largo plazo (por ejemplo chihuahuas, yorshire...). La presión intraocular (PIO) normal en los pequeños animales es de 15 a 25 mm Hg, cuando se sobrepasan esos valores el nervio optico y/o retina se afecta dando lugar a cambios evidentes, los cuales se detallan más adelante. Una PIO mayor de 30 mm Hg con signos clínicos es suficiente para diagnóstico presuntivo de glaucoma.

El tratamiento precoz del glaucoma en perros y gatos es fundamental para una garantía visual, glaucomas con más de 24 horas causan efectos irreversibles (aunque hay variaciones según los animales afectados). Muchas veces la visión se pierde antes de que el propietario se percate del problema, pero aún así una actuación rápida puede salvar el ojo afectado y conservar la visión del otro ojo.

Las causas del glaucoma son variadas, y depende de la especie:

- El glaucoma en perros puede apararecer de forma aguda y suele ser de caracter racial.El tratamiento precoz es de vital importancia para un buen pronóstico. Generalmente el glaucoma en perros es una entidad bilateral por lo que se debe estudiar el ojo que no está aparentemente afectado.

- El glaucoma felino tiene peor pronóstico, puede ser uni o bilateral y suele estar asociado a infecciones sistémicas (toxoplasma, coronavirus, inmunodeficiencia o leucemia). Evoluciona lentamente hasta hacerse crónico, por lo que ha veces pasa inadevertido por el propietario hasta que aparece la buftalmia (agrandamiento del globo ocular). El control de la PIO es más complicado que en la especie canina y suele terminar en enucleación.

- El Glaucoma equino: mucho menos frecuente que en las dos especies anteriores y suele ser de 4 tipos: glaucoma primario, glaucoma congénito, secundario a uveítis anterior y secundario a neoplasia. El control de la PIO en esta especie es particularmente complicada.

Predisposición al glaucoma en las mascotas:

- Predisposición racial: Perros (Huskie, Terriers, Retrievers, Cockers, Schnauzer, Basset, Beagles, Chow chow, Samoyedo, Gran danés...) Gatos (Siamés y Persa), Caballos (Appaloosas)
- Luxación de cristalino
- Uveítis
- Tumores
- Traumatismos oculares

Sintomatología y características:

La sintomatología depende del estadío del glaucoma (agudo, subagudo o crónico), lo que el propietario puede ver será:

Glaucoma Agudo:

- Dolor ocular (blefarospasmo, ojo u ojos cerrados)
- Cornea azulada (cambio del color del ojo por el edema corneal)
- Pupila dilatada y fija (midriasis)
- Ojo muy rojo (esclera enrojecida)
- Deterioro visual
- Anorexia y depresión

Glaucoma Subagudo:

- Dolor ocular (blefarsospasmo)
- Cornea azulada
- Ceguera o deterioro visual
- Pupilas deformadas, dilatadas y fijas
- Ojo muy rojo
- Anorexia y depresión

Glaucoma Crónico:

- Dolor ocular variable
- Vascularización, pigmento y edema corneal
- Opacificación lenticular
- Ojo rojo o muy rojo
- Ceguera o deterioro visual
- Pupilas dilatadas, fijas y anormales
- Anorexia, depresión, timidez o agresión
- Aumento del globo ocular y aparición de líneas de descement (según especie)

Puede haber aumentos de presión sin sintomatología, a este proceso se le conoce como hipertensión ocular y no es lo mismo que glaucoma, la hipertensión puede degenerar en glaucoma por lo que se recomienda tratamiento preventivo en caso necesario o eliminar la causa desencadenante de la misma (estrés intenso por ejemplo)

Pronóstico del glaucoma en caninos y felinos:

Reservado, dependerá de la causa primaria del glaucoma, del estadío en el que se encuentre y de la especie animal afectada.

El pronóstico visual dependerá del tratamiento precoz.

Tratamiento del Glaucoma en perros y gatos:

El uso de hipotensores tópicos, vía oral y/o parenterales puede controlar cierto tipo de glaucomas, el tratamiento suele ser de por vida, incluso en un ojo ciego.

Se puede recurrir a cirugía en caso necesario, asociado a tratamiento médico siempre. En caso de glaucomas no controlados se recomienda practicar evisceración y colocar prótesis intraocular o enucleación en determinados casos.

El uso de protectores de retina ha tenido grandes resultados en ojos visuales a largo plazo, retrasando la aparición de ceguera e incluso evitando su aparición.

El glaucoma agudo es una urgencia oftalmológica y requiere atención precoz para obtener resultados aceptables.

El diagnóstico precoz es crucial para el mantenimiento de la visión. En caso de sospecha de glaucoma consulte a su veterinario


Agradecemos la colaboracion para la publicacion de esta nota a : M.V. Raquel R. Udiz de Visión Veterinaria, Servicios de Oftalmología Animal.- Directora del servicio - Licenciada en Veterinaria por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y Postgrado en Oftalmología Veterinaria por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Fuente: http://oftalmovetudiz.blogspot.com/

 

 


Recomendar a un amigo...