El miedo o la fobia de las mascotas a los fuegos artificiales



El miedo o la fobia de las mascotas a los ruidos de fin de año

Uno de los problemas más frecuentes en nuestros animales de compañía es el miedo excesivo a los estruendos/ruidos, hecho que ocurre principalmente en las fiestas de fin de año.

El miedo es una respuesta emocional normal en situaciones que puedan significar un peligro para el animal. Luego esta conducta se puede repetir aunque no haya un verdadero riesgo e incluso en forma exagerada ante pequeños estímulos.

La respuesta del animal puede variar desde una leve intranquilidad hasta un estado de ansiedad intensa con signos físicos característicos como taquicardia, taquipnea, salivación, defecación, micción, destrucción, vocalizaciones, temblor, intentos de esconderse o escapar, actividad aumentada,  trastornos gastrointestinales, estado de alerta.

En los gatos los signos pasan más desapercibidos, en general tratan de ocultarse o escapar.

Todos estos signos son un indicativo de la falta de bienestar del animal.

El manejo adecuado de los dueños  puede mejorar esta situación.


Algunos consejos del manejo de nuestros animales durante el evento de fuegos artificiales:


Evitar dejarlo en una jaula o atado en el exterior ya que puede lastimarse en el intento de escapar.

Tampoco dejarlo suelto porque puede extraviarse, ser atropellado o sufrir cualquier accidente.

Permitirle al animal que se resguarde preferentemente en una habitación aislada de los ruidos externos. Si es posible cerrar ventanas y persianas.

No retar ni castigar al animal que presenta la conducta de miedo, esto aumenta el estado de ansiedad.

No calmar ni acariciar  al animal ya que puede ser interpretado como una recompensa a su conducta.

Acompañar al animal y transmitirle estado de calma.

No intentar sacarlo del lugar donde se ha refugiado porque puede responder de manera agresiva.

Para disipar los ruidos de los estruendos crear un sonido de fondo como música, radio o televisión.

También se puede cubrir al animal con una manta o edredón.

Si el animal es receptivo se puede distraer con su juguete preferido o juegos interactivos con el dueño.

Se pueden colocar tapones de algodón o de silicona en los oídos, siempre que esté habituado a los mismos.

Con un buen manejo podemos evitar que el animal se lastime o se escape.



Tratamiento específico del miedo y la fobia en perros y gatos

Tratamiento conductual: Se utilizan técnicas para modificar la conducta como Desensibilización sistemática y Contracondicionamiento
  
Tratamiento psicofarmacológico: Se utilizan ansiolíticos de corta duración, exclusivamente mientras dura el episodio. Y ansiolíticos de acción prolongada que se administran en forma continua.

Esta última medicación debe administrarse con bastante anticipación a los eventos de fuegos artificiales y es el tratamiento adecuado a largo plazo. También se pueden usar feromonas apaciguadoras.

Este tratamiento debe implementarse en forma combinada y debe ser indicado y supervisado por el Veterinario Especialista en Etología Clínica.


Prevención del miedo y la fobia en perros y gatos


Realizar una correcta socialización de los cachorros.

Exponer a diferentes estímulos para habituarse progresivamente a todo tipo de ruidos.


Esto debe hacerse en forma supervisada por el profesional y evitando experiencias traumáticas relacionadas a fuegos artificiales.

Dra. María Virginia Ragau - Médica Veterinaria
Especialista en Etología Clínica (CPMV y CVPBA)
@EtologiaVet
15-3317-6076


Recomendar a un amigo...