Problemas relacionados con la ansiedad en los caninos domesticos

 

Problemas de Ansiedad en los caninos domésticos

Los problemas de conducta relacionados con la ansiedad son una de las alteraciones más frecuentes que presentan los animales de compañía. Obviamente las características de cada animal influyen (hay animales más predispuestos que otros a exhibir conductas ansiosas) pero la conducta del propietario ante la actitud ansiosa del animal es igual de importante en la aparición y el mantenimiento de esta alteración conductal. Dentro de este grupo existe una alteración del comportamiento conocido como Ansiedad por Separación: Cuando el/los propietario/s al dejar sólo al animal lo acarician, le dicen que enseguida vuelven, que se porte bien, etc. lo que están generando es lo que se conoce como ansiedad pre-partida y esto condiciona al animal al estado de ansiedad aumentada que luego, según la característica de cada perro, es canalizada a través de roturas de ropa, mueble, ensuciado inadecuado de la casa o lo que es más común: aullidos y ladridos al quedar sólo.-

Esta alteración luego de ser correctamente diagnosticada por un Médico Veterinario especializado en Comportamiento animal, debe ser tratada en forma conjunta entre el profesional y los propietarios del mismo.

Otra alteración común es el Síndrome Ansiogénico o sea un estado de ansiedad elevado, generalmente originado en un ambiente no propicio para el animal (poca actividad física, excesivo tiempo aislado de la familia, vida altamente ociosa y “aburrida”, etc.)

La conducta del o de los propietario/s ante la actitud ansiosa de su animal es fundamental para la corrección de esta alteración.

La terapia se basa en la utilización de técnicas de contracondicionamiento, desensibilización sistemática, etc. con la guía y la supervisión del profesional actuante (Médico Veterinario especializado en comportamiento animal) sumado a la terapia farmacológica en los casos que así lo requieran.

Los objetivos del tratamiento a realizar son:

- Que el propietario aprenda a manejar los estados ansiosos de su animal.

- Acostumbrar al animal a quedarse sólo y/o mantener conductas no ansiosas en todo momento.

 - Extinguir todo tipo de  conducta ansiosa que presente el animal.

 - Disminuir la sensación de ansiedad del animal a través de medicación ansiolítica. 

 

Algunos consejos prácticos generales son: 

No estimule conductas ansiosas en su perro como por ejemplo acariciarlo o consentirlo cuando el animal está “nervioso”, por el contrario, intente ignorar  esas conductas. 

No le ofrezca comida, ni caricias cuando el animal ladra o llora. 

Aumente la ejercitación de su perro a través de salidas periódicas a la calle (caminatas)

Piense que las necesidades de su animal van más allá de una buena alimentación, peluquería, baños y vacunas. Su animal también tiene necesidades conductuales que necesita satisfacer.

Esta es la única forma honesta, seria y profesional de solucionar las alteraciones de la conducta ansiosa que presentan los caninos domésticos.

IMPORTANTE: Recuerde que su animal es un ser vivo y como tal tiene sentimientos y pautas de conducta propias de la especie a la que pertenece. Sólo conociendo y respetándolas Usted logrará una convivencia armoniosa y agradable con él.

 

Agradecemos la colaboracion por la publicacion de este articulo a: Dr. Ricardo Luis Bruno - Médico Veterinario - UBA – MP 6170 - Especialista en Comportamiento  Animal - Licenciado en Veterinaria (España) - Especialista en Etología (CPMV) - (CPMV. Resolución N* 728 // 2010 ) - Teléfonos: +54 - 11 - (15) 4091 - 2710 - www.conductismoanimal.com.ar

 


Recomendar a un amigo...