Las mordeduras caninas y el calor, como aumentar la prevencion

Accidentes por mordeduras caninas en los niños

Desde que comencé a ejercer mi profesión hace más de 20 años uno de los temas q más me ha preocupado son los accidentes por mordeduras caninas que involucran a niños pequeños por su potencial gravedad y consecuencias, ello me ha llevado a estudiarlos, elaborar proyectos educativos y actuar como Perito frente a la Justicia en este tipo de eventos.

A pesar de ser reiterativo sobre la problemática creo firmemente en que evitar uno solo de estos accidentes compensa todo. Una de las características de estos sucesos, sobre la cual evaluamos su tendencia tanto a nivel internacional como lo hacen los Colegas de Salud Publica en nuestra propia Ciudad es el aumento de los mismos, con la llegada de la primavera, los meses de temperaturas más cálidas y aun los días feriados con temperaturas más agradables, debido a una serie de factores predisponentes que debieran alertarnos en su Prevención.

El clima agradable favorece un mayor desplazamiento de la población en actividades sociales y al aire libre, que también ocurre en días festivos, aumentando la interacción tanto entre mascotas y niños, como en otros grupos etarios.

El aumento de horas de luz solar, produce un estímulo que desencadena por mecanismos hormonales, el celo en las perras de exteriores (fotoperiodo positivo) en las épocas reproductivas, al principio de otoño y primavera.

Los machos se vuelven muy agresivos y dominantes sobre las hembras. Todo individuo que se acerque a ella en su presencia, corre un gran riesgo de ser agredido. El instinto de preservación es uno de los más poderosos en la naturaleza.

En las épocas festivas que coinciden con periodos estivales, el uso cultural de la pirotecnia suma un factor de miedo, estrés y ansiedad que puede tornar agresivo a un animal normalmente dócil.

Los animales con heridas en lugares a los que no tienen acceso para limpiarlas, por propia discapacidad o anatómicamente (orejas, cabeza, cuello, etc.) tienen un mayor riesgo de que estas se infecten y sufran la invasión de larvas depositadas por moscas (miasis), con el probable cambio de comportamiento por dolor.

Por estas causas es importante en épocas y días de calor extremar las medidas de precaución, evitando dejar niños pequeños solo con canes, que estos toquen perros desconocidos, atados o tras las rejas, durmiendo, comiendo, próximos a hembras en celo, heridos, enfermos o asustados.

Educar al respecto va a lograr que perros y chicos sigan siendo los mejores compañeros de vida, siempre. 


Disfrutémoslos responsablemente. Hasta la próxima.

Agradecemos la colaboración para la publicación de esta nota a :

M.V. Mario Miani

C. Onelli 1460 - Local 8 - Centro Administrativo Bariloche

Bariloche - Río Negro - Argentina

TE: +54 - 0294 -443 - 1721  

 



Recomendar a un amigo...