La convivencia de las mascotas durante las fiestas de Navidad y Fin de Año


Conociendo mascotas extrañas durante las fiestas

La Fiestas de Navidad y Año nuevo  son una época llena de reuniones sociales. La visita de familiares también supone la visita de mascotas y como a las personas, este cambio en la rutina también las altera a nuestras queridas mascotas. El cambiar de sitio o recibir invitados en su territorio cuando están acostumbrados a ser los reyes de la casa puede hacerles sufrir cambios de comportamiento como estrés o agresividad.

Más aún si hay otras mascotas con las que tiene que compartir esos momentos, que pueden ser horas o incluso días. Unas normas de convivencia harán que nuestras mascotas aprendan a adaptarse y vivir con tranquilidad y sin peleas ni conflictos la Navidad. 


Algunos consejos para una buena convivencia entre las mascotas  durante las fiestas:

Planificar la visita. No es lo mismo un encuentro entre perros en la calle que en la casa de la familia de uno de ellos. Los perros territoriales o acostumbrados a vivir solos con sus dueños pueden recibir mal las visitas de otros perros. Por eso es importante saber el carácter de los perros que se van a juntar durante las fiestas  y avisar a los presentes de su presencia para evitar conflictos posteriores.

Paseo para conocerse y descargar energía. Un primer encuentro en el territorio de uno de los perros puede resultar brusco y tomarse como una intrusión por el perro de la casa que desemboque en pelea, sobre todo, cuando no han coincidido antes o por rivalidad si dos perros del mismo sexo. Por eso conviene llevarles a la calle o un parque antes de introducirlos en casa. Darle tiempo para olerse y jugar, vigilando su comportamiento antes de introducirlos en casa.

Neutralizar la convivencia en casa. No des prioridad a ninguno de ellos ni mostrar excesivo cariño con el recién llegado para evitar celos del rey de la casa y que se vuelva dominante. 

Conviene que entren al piso al mismo tiempo a la casa y darle tiempo al nuevo a inspeccionar la casa. Otra forma de evitar peleas es que cada uno tenga su espacio diferenciado en lugares separados, su cojín para descansar, comedero y bebedero.

 


Recomendar a un amigo...