Razas de Perros: Pastor Garafiano

Nacionalidad: España

Origen:
Al no ser el el perro Garafiano una raza creada por el hombre a partir de otras, su tiempo de formación es incierto, dado que una raza no se cimienta en espacio de tiempo corto. Se le ha querido dar un substrato prehispánico, haciéndolo descender de cánidos ya existentes en la isla antes de la conquista, probablemente procedentes del continente africano y llegados al archipiélago con los primitivos pobladores aborígenes.

Esta tesis, más fácilmente aplicable a razas tan ancestrales como el majorero, es difícil de sustentar en el garafiano en el que la influencia de lupoides europeos está constatada. Se trata más bien de una raza recreada en la isla por derivación de otras introducidas tras la conquista y con probablemente poco más de un par de siglos de antigüedad. Esto no le resta originalidad ni menoscaba su carácter de raza autóctona.

La raza ha sufrido una gran cantidad de mestizajes y adaptaciones al medio, que han hecho evolucionar el tipo hacia el perro que hoy conocemos, un lupoide mediolíneo o moderadamente longilíneo, eumétrico, de tamaño mediano hacia grande. Son posiblemente razas de origen inglés antes que continentales, las que más le han influido, si consideramos los estrechos vínculos comerciales existentes.
El éxito de esta raza radica en su gran adaptación al medio, lo que permitió su adopción y difusión entre los campesinos palmeros.

Como es fácil de deducir el nombre de garafiano lo recibe de su región de origen, Garafia, donde se ha conservado el núcleo vernáculo de raza en su estado más genuino.

Descripcion: Lupoide, mediolíneo o moderadamente longilíneo, eumétrico, dé tamaño mediano a grande, grupa ligeramente más alta que la cruz, cuello más bien corto y cabeza pequeña con relación al cuerpo. Une a su aspecto rústico una gran belleza, sobre todo en los ejemplares de pelo suave y largo, causando admiración y compitiendo en estima con las razas más solicitadas.

Peso: de los machos oscila entre los 28 y 35 kilos, y en las hembras entre 24 y 30 Kg.
Altura a la cruz: En machos de 57 a 64 centímetros, y en hembras de 55 a 62.

Cabeza cónica, pequeña en relación con el cuerpo, frente ligeramente abombada, lo que resalta por la implantación algo trasera y separada de las orejas, que pueden presentarse partidas o con tendencia a partir hacia adelante. También pueden aparecer enhiestas, observándose entonces una tendencia a mantenerlas plegadas al menor estímulo, mostrando su cara inferior. Trufa siempre negra. Ojos oblicuos de color castaño y algo próximos. Labios breves, recogidos. Mordida en pinza, stop suave y poco pronunciado.

Patas fuertes, bien aplomadas, destacando en sus proporciones las posteriores, con o sin espolones, dobles en muchos casos y en algunos implantados. Pie de liebre.

Capa leonada o alobada, en sus diferentes matices. Los leonados muy claros se confunden con el color barquillo. Excepcionalmente se puede presentar algún ejemplar melánico. Los cachorros nacen pardos, más claros u oscuros, color que cambia al llegar a adultos, y en algunos aparecen pelos o pequeñas manchas blancas en el pecho, dedos o punta de la cola, que suelen desaparecer al crecer.

Pelo abundante, más o menos largo, de contextura suave en unos casos y en otros algo áspero, acumulado principalmente en la base de las orejas, cuello, faldones, cola, arista posterior de las patas delanteras y entre los dedos. Liso en el hocico, frente, parte anterior de las patas delanteras y, en las traseras, del corvejón hacia abajo.

Cola muy poblada, en sableo ligeramente enroscada, pero nunca sobre el lomo. Su longitud no suele rebasar el corvejón.

Utilizacion:
La fundamental es el pastoreo, tarea que prácticamente aprende sólo si se encuentra en el medio adecuado. Al ser muy inteligente y adaptable, asimila cualquier tipo de adiestramiento, incluso guarda. Por el carácter y belleza que le caracterizan constituye un excelente perro de compañía.


Caracter: Dócil, pero seguro de sí mismo, hace amigos con facilidad. Suele recibir a los extraños con una aptitud típica: ladridos sueltos, al tiempo que pliega las orejas, mueve la cola, y gira ligeramente la cabeza mostrando la comisura de los labios de forma que parece sonreír. De apariencia tranquila y reposada, se muestra muy activo cuando está trabajando.

 




Recomendar a un amigo...

Ver todas las Razas de Perros
Ver todas las Razas de Gatos






Información relacionada