En Singapur se casan hasta los perros

Singapur celebró su primera boda canina, que unió en matrimonio a Bruno y Jingle en una ceremonia que costó a sus dueños más de 580 dólares (unos 480 euros), informó hoy el canal de televisión local "ChannelNewsAsia".

La boda entre las dos mascotas fue de lo más tradicional, con sacerdote (aunque no se especificó de qué iglesia), certificado de matrimonio, pastel y champán, pero en vez de intercambiar anillos los "enamorados" se prometieron amor eterno con collares.

La dueña de Bruno, Linda Loh, admitió que sus amigos creen que es una locura y señaló que el objetivo de la boda no es la procreación, sino sencillamente el amor, ya que su perro ha sido esterilizado.

Evelyn Lee, la dueña de la "novia", afirmó que los dos perros se seguían a todas partes y siempre querían jugar juntos.

"A Bruno le gusta lamer la oreja de Jingle y nunca se pelean", dijo Lee, para quien la pareja tiene todos los elementos necesarios para un futuro feliz.

Pero Bruno y Jingle podrían tener una vida de perros ya que a pesar del juramento de amor, los recién casados no podrán vivir juntos y sólo se verán una vez a la semana.

Fuente: http://www.diariohoy.net/
http://www.diariohoy.net/v5/verNoticia.phtml/html/76643/



Recomendar a un amigo...