Tomografia Computada Veterinaria y sus aplicaciones de diagnostico

 

 

 

 

La Tomografía computada en veterinaria  es un método de estudio y  exploración anatómica no invasivo , útil para el diagnostico de diversas patologías que afectan a los distintos tipos de tejidos, que componen los organismos vivos, y que en la escala de de pasos semiológicos, se encuentra encuadrado dentro del grupo de métodos complementarios de alta complejidad. Vale decir que la indicación de una tomografía computada, nunca es el pedido en primera instancia, sino que viene precedido, por la revisación clínica por un especialista , y posteriormente a la utilización de métodos de menor complejidad como la radiología convencional y/o la ecografía.

El resultado de la tomografía en veterianria no deberá tomarse pues como un diagnostico certero y salvador, sino que aportara mayores datos para llegar a un diagnostico dentro del contexto general de la información que se tiene del paciente en cuestión, para confirmar o descartar la patología que se sospecha podría existir.”la semiología clínica es y será siempre,  soberana a todo”

El principio físico que rige su funcionamiento esta basado en la utilización de los rayos Roentgen , o mejor conocidos como rayos X, pero  este método se diferencia de la radiología convencional en que la atenuación que sufre los rayos x luego de atravesar un cuerpo en  estudio en vez de ser captada por una placa radiográfica es codificada por  un grupo de senso-receptores electrónicos que transforman la informacion obtenida en una matriz numérica primero, y posteriormente en una matriz digital, proyectando una imagen anatómica sobre la pantalla de un monitor, en una muy detallada escala de grises.

La imagen obtenida esta representada en primera instancia en 2 dimensiones y nos permite ver con gran nitidez los distintos planos tisulares del cuerpo en estudio.

Con la radiología convencional podemos  diferenciar en una placa radiográfica tejidos cuya diferencia de densidad es aproximadamente de 0.5 %. En el caso de la TC, podemos definir y diferenciar tejidos con densidades de hasta 0.05 % de variación. Este dato nos da una idea concreta del grado de resolución que presenta la tc comparativamente con la radiografía convencional.

No vamos a extendernos en mayores detalles técnicos  sobre el funcionamiento de la tomografía computada dado que escapa a los fines de este articulo, simplemente vamos a mencionar que según han ido evolucionando los sistemas de adquisición, con el correr de los años, estos pueden clasificarse en sistemas de adquisición de datos de  primera, segunda, tercera y cuarta generación según la disposición y la movilidad o no de los senso-detectores y del tubo de RX. Posteriormente a estos sistemas , aparece la tomografía computada helicoidal, que comienza a adquirir volúmenes de información, en vez de obtener imágenes corte a corte.

La ultima generación de tomógrafos esta representada por los sistemas helicoidales multi-slice que son capaces de adquirir de 8 a 200 imágenes en 1 segundo dependiendo de marca y modelo, y además permiten reprocesar la informacion obtenida para lograr imágenes en planos sagitales y coronales en un único acto radiológico, con la misma fidelidad de que tendrían  si hubiesen sido adquiridas en forma directa.

Algunos de los  estudios que se incluyen en este articulo fueron realizados en su mayoría con un equipo de cuarta generación pero de tipo HELICOIDAL que constituye una tecnología avanzada.

Actualmente los últimos estudios realizados por mi y mis colaboradores fueron adquiridos en un equipo Multi-slice, que si bien posee un sistema de adquisición de datos de tercera generación, cuenta con 4 filas de detectores que permiten obtener 4 imágenes en una rotación de tubo de 0.5 segundos , por lo tanto en la unidad de tiempo podemos lograr 8 imágenes por segundo.

La  TC y  TCMS constituyen un método de diagnostico de gran utilidad para el estudio anatómico de todas las regiones del organismo, pero en el caso concreto de las afecciones osteo-articulares nos brinda un muy buen detalle de la estructura ósea , de las variaciones patológicas como osteólisis y osteogénesis, y nos permite evaluar  el estado de carillas articulares y  suturas, Pero a nivel articular , el déficit que presenta el método es la falta de definición para la observación de los tejidos blandos que se encuentran en relación con partes óseas ,dado que debido a los cambios de densidad entre unos y otros tejidos, se genera una perdida de informacion que hace por ejemplo que no logremos un buen detalle de la capsula  articular o ligamentos en una articulación como por ejemplo la art. Patelo-femoral.

El mismo principio se aplica a la columna vertebral, donde podremos apreciar con claridad una fractura de un cuerpo de una vértebra, pero no tendremos detalle del parénquima medular, de las meninges, del material discal normal o protruido, o por ejemplo de una hipertrofia del ligamento amarillo o del lig. Longitudinal dorsal. En todos estos casos, como veremos mas adelante el estudio de primera eleccion será la Resonancia Magnética Nuclear.

Es importante comentar, que siempre que veamos una imagen patológica, no haremos un diagnostico histológico de certeza, sino que hablaremos de imagen  “compatible” con alguna afección conocida de la cual se sospecha, sobre todo cuando de afecciones neoplásicas se trata.

Distinto será el caso cuando hablemos de una lesión que pueda caracterizarse en forma patognomónica.  Como hematomas, mal formaciones o fracturas, dado que podemos describir la afección con total certeza.


Las principales patologias donde esta sugerida la utilizacion de la Tomografia computada en Medicina Veterinaria son las siguientes:

Tumores de pulmón, procesos infecciosos pulmonares como neumonía,  Tumores de la parrilla costal, hemotórax, neumotórax, tumores hepáticos, de bazo, riñón, páncreas adrenales vejiga, Uronefrosis, urolitiasis, lesiones de la columna vertebral, fracturas vertebrales, hernias de disco  cuando hay calcificación discal. Neoplasia musculares de todo el cuerpo rabdomiomas, abscesos (también neoplasias óseas osteosarcomas, osteocondromas) tumores glandulares del cuello tiroides paratiroides, neoplasias del endo y exocraneo. Adenocarcinomas nasales o de la cavidad ocular

Le agredecemos por la publicacion de esta nota a:

Doctor Daniel Farfallini
Buenos Aires Argentina.
Cel/ Movil: 011 - 15 - 44 - 17 - 1112

www.drfarfallini.com.ar

 



Recomendar a un amigo...






Archivos para descargar

Descargar TCV y sus aplicaciones al diagnostico - 1.10 MB - (Portable Document Format (.pdf))