Miedos y fobias en los caninos domesticos

Los miedos y las fobias en los perros

El miedo es una reacción emocional saludable para los perros y en general para todas las especies, incluida la humana, ya que temerle a una situación potencialmente peligrosa es uno de los pilares de la supervivencia, pero cuando la reacción temerosa es excesiva pasa a ser contraproducente y se transforma de ser una conducta adaptativa y beneficiosa  a una alteración del comportamiento perjudicial para el animal y molesta para su propietario.

El término fobia puede ser definido como una reacción de intenso miedo, la cual está fuera de proporción con respecto a la intensidad de la amenaza real del estímulo que lo produce. En los caninos, los principales problemas de conducta que se presentan con relación a este tema, son las fobias a las tormentas, a los estruendos, a la gente, a otros animales, etc. En todos los casos, el animal queda inmerso en un estado de gran ansiedad y ese desarreglo emocional lo lleva a exhibir conductas anómalas, tales como la destrucción de objetos, eliminación inapropiada, vocalización, intentos furiosos de escape y en muchos casos agresión tanto hacia él mismo (automutilación) como hacia terceros.

Hablando específicamente del miedo a los estruendos, esta es una alteración que se observa, generalmente, en animales de 2 o 3 años de edad, tanto en machos como en hembras y no hay suficientes elementos de juicio para suponer que haya una incidencia racial. El dato más importante a analizar es la edad de aparición del problema, ya que normalmente, el perro luego de nacer y al comenzar a desarrollarse, va adaptándose y habituándose al medio ambiente que lo rodea. Todo cachorro teme a infinidad de situaciones en sus primeros meses de vida, pero a medida que crece va aprendiendo a reconocer aquellas situaciones peligrosas de las que no lo son. Por todo esto se sugiere que es una conducta aprendida y reforzada en forma inconsciente por el o los propietario/s del animal. 

Las fobias son alteraciones del comportamiento animal que, más que ninguna otra, tienen un origen compartido entre lo innato y lo aprendido. Es fundamental que el propietario comprenda que de alguna manera, esta alteración fue reforzada por él mismo, obviamente sin darse cuenta, y es imprescindible que participe en la resolución del problema.

El tratamiento de esta alteración se basa en el uso de técnicas de modificación de la conducta tales como Desensibilización Sistemática, Habituación, etc. Las mismas consisten en la exposición gradual del animal al estímulo que le provoca la reacción fóbica.

En la práctica el objetivo del tratamiento es que el animal se habitúe al estímulo que le produce la reacción fóbica y pueda mantener una conducta calma al estar en presencia del mismo.-

Generalmente en el  tratamiento de las fobias en los animales domésticos de compañía  es necesaria la utilización de psicofármacos, en especial drogas ansiolíticas y/o antifóbicas.

Tiempo y esfuerzo por parte del profesional actuante y del propietario del animal son  necesarios para la corrección de este tipo de problema de conducta animal, pues sin un dueño predispuesto y voluntarioso, ni un profesional capaz de soportar las presiones propias de los propietarios, desesperados en conseguir una cura rápida de su animal, es imposible corregir definitivamente esta dramática alteración de la conducta animal.

Cuando estas  condiciones están dadas el porcentaje de resolución del problema es alto.

Importante: “Recuerde que su animal es un ser vivo y como tal tiene sentimientos y pautas de conducta propias de la especie a la que pertenece. Sólo conociendo y respetándolas usted logrará una convivencia armoniosa y agradable con él”.

Agradecemos la colaboracion por la publicacion de este articulo a: Dr. Ricardo Luis Bruno - Médico Veterinario - UBA – MP 6170 - Especialista en Comportamiento  Animal - Licenciado en Veterinaria (España) - Especialista en Etología (CPMV) - (CPMV. Resolución N* 728 // 2010 ) - Teléfonos: +54 - 11 - (15) 4091 - 2710 - www.conductismoanimal.com.ar

 


Recomendar a un amigo...