El Parasitismo interno en caninos

 

Parasitismo interno canino 

 


Cuando un cachorro llega a la consulta sus dueños refieren algunas de sus conductas muchas veces divertidas pero otras veces curiosas, es bueno saber que algunas de estas conductas pueden ser signos de enfermedades parasitarias.

Los parásitos son seres que viven dentro o sobre el organismo animal, con el peligro de que muchos de estos son contagiosos al ser humano de manera que deberemos cuidar del animal no solo por su salud sino también por la nuestra.

En esta ocasión nos ocuparemos de comentar sobre los parásitos internos. El mayor peligro es que los parásitos interfieren en el crecimiento del animal, consumen los nutrientes que el perro ingiere para su crecimiento, no le permiten vivir bien y lo peor de todo es que muchas veces se reproducen tanto y crecen tanto que terminan matando al perro.

Los síntomas más frecuentes de parasitismo intestinal son: abdomen muy abultado, el pelo reseco y parado, en ocasiones hay caída del pelo, no tienen hambre o aun cuando comen alimentos de excelente calidad no engordan.

Cuando el perro tiene los síntomas descritos,  muchas ocasiones podemos advertir que en sus deposiciones hay  pequeñas estructuras parecidas a arroz de color blanco,  pero en otras ocasiones vemos que incluso hay expulsión de verdaderos ovillos de "lombrices".

En otras ocasiones es un problema sobre el que no ponemos mucha atención, el apetito del animal es irregular, se presenta algo flaco y su actividad decae conforme el tiempo pasa, nos fijamos en su estado y pedimos ayuda cuando la enfermedad se ha vuelto muy grave.

Aclararemos que no se trata de un problema fácil de solucionar, muchas ocasiones se hace necesario el internado de las mascotas y hay que implantar una terapia muy cuidadosa para salvar al animal, lógicamente con un costo económico alto.

Es mejor establecer un sistema preventivo de salud, al acudir al médico veterinario, él podrá guiarle sobre los pasos a seguir y se encargará de realizar los análisis respectivos y de esta manera establecer cuál es el tratamiento que más se ajusta a las necesidades específicas del animal.

Debemos tener cuidado cuando veamos que nuestro perro tiene conductas un poco raras como que se arrastra luego de que hace una deposición, o  da vueltas de manera incansable tratando de morder su región anal generalmente estos son signos típicos de parasitismo.

Es importante recalcar que dentro de la conducta que adoptemos con los perros no debemos dejar que sus lamidos incluyan nuestra  cara aunque lo hayamos visto en la TV, de hecho hay especies de parásitos del perro que  son contagiosas al ser humano.

Un tratamiento antiparasitario cada 6 meses por lo menos es lo más recomendable, lo mejor es visitar al médico veterinario para que realice un examen coproparasitario  y administre el medicamento más apropiado de acuerdo al peso del animal.

Autor: Dr. Fernando Fernández de Córdova V.

Clínica Veterinaria Fernández de Córdova
Calle Larga 1-245 y Miguel Angel Estrella, Cuenca, Ecuador
TE:    +593 - 72 - 83 - 2421
http://www.facebook.com/fernandezdecordova1

Programa de radio: "Mascotas y Mascotas" - Horario de Ecuador: Sábados por la mañana en vivo y retransmisiones los domingos en 1010 Khs. AM y los lunes en 106.1 FM a las 8 de la noche en: www.cadenaradialvision.com



Recomendar a un amigo...