Tos persistente en perros - Bronquitis cronica y Colapso traqueal

 

Los perros pueden padecer enfermedades crónicas respiratorias que causan tos por períodos de tiempo muy prologados y esta tos muchas veces es difícil de controlar pese al tratamiento indicado por el veterinario.

La presencia de tos en los perros nunca debe ser minimizada ni tomada como algo “normal”, sino que siempre debe ser motivo de consulta con el veterinario, quien revisará al paciente, lo auscultará, tratará de provocarle la tos mediante una maniobra que se llama “reflejo tusígeno” y en la mayoría de los casos solicitará radiografías de tórax y cuello.

Los perros pueden padecer bronquitis crónica, una patología que se cree es de origen alérgico y que al ser crónica no se va a lograr la curación del animal, pero con un tratamiento y seguimiento adecuados pueden controlarse totalmente los signos clínicos logrando una excelente calidad de vida.

Los perros de razas pequeñas, menores a 10 kilos de peso, pueden padecer también de colapso traqueal. Su causa tiene base hereditaria, la tráquea se ve afectada ya que pierde su relativa rigidez normal, provocando una tos muy fuerte y resonante, conocida como “en graznido de ganso” porque realmente se asemeja al sonido que emite esta ave.

Foto 1: Los conocidos como “yorkies” y sus cruzas están muy predispuestos a padecer de colapso traqueal. 

Y para complicar más la situación, a veces en un mismo perro pueden presentarse estas dos patologías a la vez, lo que demandará un mayor esfuerzo del veterinario y un especial compromiso y dedicación del dueño del animal para conseguir la remisión de la tos. 

El manejo de estas patologías en el largo plazo puede ser complicado, siendo aconsejable recurrir a una interconsulta con un Veterinario especializado en Enfermedades Respiratorias.

El  tratamiento comienza con medicación por vía oral y en el mantenimiento a largo plazo se utiliza la vía inhalada. Esta última vía de administración es toda una novedad en los perros, se utilizan aerosoles conteniendo la medicación indicada por el veterinario y una aerocámara o espaciador hecho de forma casera con una botella de plástico descartable, para que el perro inhale la medicación sin requerir de su colaboración (ver Foto 2). 

 

 Foto 2: Paciente recibiendo medicación inhalada a través de un espaciador casero.

Pueden utilizarse corticoides y broncodilatadores, pero en casos severos de colapso traqueal se indican también antitusivos, cuya administración debe ser controlada muy de cerca por el veterinario actuante.

Son fundamentales otras medidas de apoyo al tratamiento, como el descenso de peso en aquellos pacientes que presenten sobrepeso, realizar caminatas con pretal (evitando usar collar que tracciona sobre la tráquea) y correa para promover con el ejercicio suave el funcionamiento del tracto respiratorio, evitar irritantes ambientales como humo de cigarrillo, desodorantes de ambientes, sahumerios, etc.-

Figura 3: La obesidad es un agravante de la signología en estos pacientes. 

Es importante la consulta temprana con el veterinario para llegar al diagnóstico adecuado e instaurar el tratamiento correcto, evitando así el progreso de estas enfermedades que conduce a daños irreversibles en el pulmón y en la tráquea con cuadros más severos y graves que pueden poner en riesgo la vida del animal.

 

Agradecemos la colaboracion para la publicacion de este articulo a:
Dra. Paola Pisano - Especialista en Enfermedades Respiratorias en Caninos y Felinos -

 



Recomendar a un amigo...