La castracion de mascotas caninas

 
La castración de caninos

La mayoría de los animales machos (perros, gatos, caballos, toros, cerdos, hurones, etc.) que se tienen para compañía, trabajo, o producción de alimento son castrados, a menos que se tenga la intención de utilizarlos para su reproducción. Esta es una práctica habitual para prevenir comportamiento sexual inaceptable, reducir agresividad, y prevenir la reproducción accidental o indiscriminada. Sin embargo, muchos propietarios de perros y otras mascotas eligen no castrar a sus perros, a pesar de los beneficios.


La castración en las mascotas ¿afecta el comportamiento?

Los únicos comportamientos que se afectarán por la castración son aquellos que están bajo la influencia de las hormonas masculinas (leer más abajo). El temperamento, entrenamiento, personalidad, y la habilidad de "trabajar" del perro son resultado de la genética y de la crianza, y no de las hormonas masculinas. La castración no sirve para "calmar" a un perro nervioso, y a menos que a un perro castrado se lo sobre alimente o no se lo ejercite en forma adecuada, no hay razón para que se vuelva obeso o haragán.

¿En qué consiste la castración en las mascotas ?

La castración en perros machos es la remoción quirúrgica de los testículos, o orquiectomía. El procedimiento requiere anestesia general. Se realiza una incisión en la parte delantera del escroto y se remueven ambos testículos, dejando el escroto intacto. Las vasectomías no se realizan, ya que es necesaria la esterilización y la remoción de las hormonas masculinas que proveen los beneficios médicos y de comportamiento.

¿Qué comportamientos van a mejorar luego de la castración?

Como hemos dicho, sólo aquellos que son "generados" por las hormonas masculinas pueden ser reducidos o eliminados por la castración. A pesar que las hormonas desaparecen del sistema en forma casi inmediata luego de la castración, los comportamientos masculinos pueden desaparecer en el curso de algunos días, o en otros casos gradualmente luego de algunos meses.


Comportamientos sexuales indeseables en las mascotas

Atracción hacia las perras, vagar las calles, montar y masturbación pueden ser reducidos o eliminados gracias a la castración. Estudios han demostrado que:

- Vagar por las calles: existe una mejora moderada en el 70% de los perros, con mejora marcada en un 40%.
- Montar: Mejora moderada en un 70% de los perros, mejora marcada en un 25%    
- En un estudio, la castración condujo a una reducción de la agresión hacia otros perros en la casa en un tercio de los casos, y hacia otras personas de la familia también en un tercio de los casos. Hacia perros desconocidos, en un 20%, y hacia personas desconocidas, sólo en un 10% de los casos. 
- Marcación de orina. La mayoría de los perros adultos levantan la pata al orinar. En lugar de vaciar completamente sus vejigas, la mayoría de los perros retienen orina para depositarla en otros objetos verticales. Algunos machos tienen un deseo de marcar tan fuerte que hasta lo hacen dentro de la casa. La castración reduce la marcación en el 80% de los perros, con mejoras marcadas en un 40% de los perros.   
- Agresión. Todo perro agresivo debe ser castrado. Como mínimo, esto servirá para prevenir su reproducción, impidiendo así que se perpetúe cualquier rasgo genético de agresión. La castración puede eliminar o reducir algunas formas de agresión (las influenciadas por las hormonas masculinas).


¿Existen beneficios adicionales para la castración de las mascotas?

Beneficios médicos: la castración elimina la posibilidad de cáncer testicular, y reduce enormemente las posibilidades de enfermedad prostáticas, dos problemas extremadamente comunes y serios en perros machos de edad. La mayoría de los perros de mayor edad desarrollan enfermedad prostática o tumores testiculares si llegan a ser lo suficientemente viejos. La castración también puede reducir el riesgo de tumores y hernias perianales.

Control de población: Tal vez uno de los temas más importantes es que millones de perros son sacrificados cada año en refugios de animales y antirrábicos. Castrar a los machos es tan importante como esterilizar a las hembras cuando se trata de controlar la sobrepoblación.


¿Cuáles son los riesgos de la castración en las mascotas?

Hoy en día, con la amplia selección de agentes anestésicos y el monitoreo que se realiza, es extremadamente raro que existan complicaciones a causa de la anestesia o cirugía durante la castración.

La mayoría de los animales jóvenes y saludables se recuperan sin incidentes. A menudo, la mayor preocupación no es la cirugía o la anestesia, sino la recuperación, dado que hay que asegurarse que los perros no se laman excesivamente la incisión hasta que se esté totalmente cicatrizada. El cuidado constante, la aplicación de cremas o spray amargos, o el uso de un collar isabelino, serán requeridos si se observa que el perro se lame excesivamente luego de la castración.


Castración en perros maduros


Cuando se considera castrar a un perro maduro, debes poner en la balanza los beneficios y los riesgos asociados a la anestesia y a la cirugía. Dado que la cirugía de castración casi nunca se asocia con complicaciones, la preocupación principal es la anestesia. Si se considera la castración como un procedimiento separado por una causa médica (agrandamiento de próstata, tumores testiculares o perianales), entonces hay un beneficio significativo hacia la salud del perro, a su calidad de vida, y tal vez hacia su longevidad, al realizar esta operación. Si el perro exhibe comportamientos indeseables que pudieran ser mejorados por la castración (vagar, masturbación, montar, agresión a otros perros, interés sexual excesivo, o marcación), también pudiera existir un beneficio significativo a partir de la castración.

Si bien no es infalible, un examen físico, una serie de análisis de sangre y orina, y cualquier prueba adicional que tu veterinario sienta que haga falta para tu perro (por ejemplo, electrocardiogramas, radiografías de tórax) pueden ayudar a determinar si tu mascota tiene algún riesgo significativo frente a la anestesia. Estas pruebas también ayudan al veterinario para decidir cuál protocolo de anestesia será el más adecuado para tu mascota. Debido a que muchas mascotas maduras requieren anestesia para otros procedimientos, los beneficios pueden acrecentarse, y el número de anestesias aplicadas reducirse, al realizar la castración en conjunto con el otro procedimiento.


¿Cuál es la mejor edad para una castración preventiva en las mascotas?


Se han realizado un número de estudios que demuestra que la castración es tan efectiva para reducir problemas masculinos de comportamiento, como lo es para prevenirlos. Esto significa que ya sea que a la mascota se la castre luego de su pubertad (por ejemplo al año o mayor), o previo a la pubertad (por ejemplo a los dos meses de edad) los efectos en el comportamiento serán los mismos. Existe, sin embargo, evidencia que los perros que tienen experiencia sexual tienen más posibilidades de retener sus hábitos sexuales luego de la castración, comparado con aquellos perros que han tenido poca o ninguna experiencia sexual antes de la castración. Últimamente, se ha dicho que la castración debe ser realizada tan pronto como sea posible, para asegurarse que se haga antes que la mascota tenga oportunidad de reproducirse. Esto es especialmente importante en refugios de animales, ya que les permite asegurarse que cada perro dado en adopción ya estará castrado.

A la fecha, los estudios demuestran que la castración es segura, que no tiene efectos a largo plazo en la salud o en el comportamiento, sin importar la edad en la que se realice. Muchos refugios y clínicas veterinarias comienzan a castrar a la edad de los dos meses. Estos indican que por lo general la cirugía es más corta y que la recuperación es más rápida y con menor molestia post-operatoria en estos animales más jóvenes. Una vez que los perros son adoptados en sus nuevas casas, la mayoría de los veterinarios recomiendan a que todas sus vacunas estén completas antes de admitir a la mascota para cirugía. Sin embargo, si la anestesia general es requerida por algún motivo antes de completar la batería de vacunas, este sería un momento excelente para considerar la castración.

En resumen, no hay pruebas que existan beneficios de comportamiento o de salud para esperarse a que el perro madure para realizarle la castración.


Mi perro tiene testículos retenidos. ¿Qué significa esto?

Durante el desarrollo fetal, o al poco tiempo de nacer, los testículos descenderán al escroto. En algunos perros, posiblemente por predisposición genética, uno o ambos testículos pueden no descender al escroto. Estos perros perros se denominan criptorquidios unilaterales (un testículo retenido) o bilaterales (ambos testículos). El testículo podría estar retenido en el abdomen o en cualquier sitio entre la cavidad abdominal y el saco externo (escroto). Los testículos retenidos habitualmente no producen esperma, pero producen hormonas, lo que puede conducir a cualquiera de los cambios de comportamiento o problemas médicos ya mencionados. De hecho, algunos estudios han demostrado que los testículos retenidos son más propensos a desarrollar cáncer. Como mínimo, sería muy difícil determinar si un testículo localizado en el abdomen está desarrollando cáncer, ya que no se puede palpar. Todos los perros con testículos retenidos deberían ser castrados por motivos tanto médicos como de comportamiento, y para asegurarse que esta anormalidad genética no se perpetúe.

 


Recomendar a un amigo...