El desarrollo del gato - Desapego

Para explicar el concepto de desapego, en principio es importante aclarar su diferencia con el destete.

Como se expuso anteriormente, el destete de los gatitos ocurre aproximadamente a partir de la octava semana y la variabilidad temporal depende de algunos factores ya mencionados. Es común ver a las madres que efectúan un falso amamantamiento, pero eso no se extiende más allá de los dos meses posteriores al cambio por la dieta sólida y gradualmente la gata los va a rechazar con sus miembros posteriores.

En contraposición, el desapego en felinos, es la fecha que marca el fin de la etapa juvenil y el comienzo de la adulta.

Este concepto es relativamente reciente, a eso se debe la escasa referencia bibliografiíta al respecto.

Podemos definir al desapego como el proceso que entraña la ruptura del apego. El desapego primario es un proceso psicológico que comienza con la erupción de los dientes y finaliza con la llegada de la pubertad. (J.Dehasse).

Posterior a este proceso se pueden observar comportamientos adultos (marcajes territoriales).

Igualmente, como el destete, depende de múltiples factores de los cuales mencionaremos los más frecuentes.

• Edad de la madre: las gatas viejas, agotadas por sucesivas crías y las primíparas que tienen dificultades para cuidar de sus cachorros desapegan rápidamente.

• Reinicio del ciclo reproductivo: cuando la gata entra nuevamente en celo y también en el caso de una nueva preñez van a evitar que la madre continúe demasiado tiempo con la camada anterior. Opuestamente, la falta de celo, administración de progestágenos y ocasionalmente la castración de la gata posterior al parto van a alargar el período de apego.

• Número de cachorros: camadas grandes van a ser destetadas y desapegadas mas rápido, en caso de pocos cachorros, sobre todo en caso de una sola cría, es común que la gata no rechace al gatito por largo tiempo.

• Sexo de los gatitos: los machos van a ser desapegados más rápido que las hembras.

• Aporte de comida sólida: el retrazo en alimentación sólida lleva a un retrazo en el desapego.

• Carácter de los gatitos: algunos gatitos son más independientes y eso influenciaría que se precipite su rechazo.

• Medio ambiente y carácter materno: la presencia de adultos hostiles, por ejemplo. Hembras que se escondieron de sus propietarios para parir y criar sus gatitos acortarían el periodo de apego.

Existe un concepto importantísimo en el desarrollo de los mamíferos y que someramente se nombrará en este momento:

Papel de un adulto regulador en el desarrollo del gatito.

El papel de la madre en los períodos de desarrollo es innegable, cobra suma importancia en la adquisición de los autocontroles de los bebes. Estos autocontroles son necesarios para la posterior subsistencia de la camada y para lograr un buen desarrollo comportamental.


Agradecemos la colaboración para la publicación de esta nota a:

M.V. Maria de la Paz Salinas - Especializada en Etología clínica - Zoopsiquiatría -
Ex docente de la F.C.V. – U.B.A.

 



Recomendar a un amigo...