Los perros y gatos no son iguales

La constitución, metabolismo, personalidad y desarrollo son muy diferentes entre el perro y el gato, muchas personas piensan que por tener o haber tenido un gato les será igual con un perro, a continuación algunos datos curiosos de ambos.

Los Perros:

Sus sentidos más desarrollados son el olfato y el oído.

La nariz del perro tiene 220 millones de células sensibles al olor; los humanos tenemos sólo 5 millones.

Los perros descienden del lobo asiático.

En la Edad Media, los perros eran símbolo de categoría entre la nobleza.

Los cachorros nacen ciegos.

Los bull terrier y los mastines italianos son de naturaleza original pacífica, se les convierte en perros asesinos mediante una férrea disciplina.

Los sabuesos pueden rastrear a alguien después de 4 días de haberlo olido, y pueden seguir una huella por grandes distancias. Pueden reconocer un par de pies entre muchos otros.

Un perro puede regresar a su casa a través de grandes distancias desconocidas debido a su capacidad de identificar campos magnéticos.

La relación del perro con el hombre es muy fuerte, se inició hace 15 mil años.

Los Gatos:

El gato tiene 244 huesos en comparación con los 206 del hombre, no obstante ser en promedio 15 veces menor en tamaño.

Gran parte de sus huesos están en la cola; con ella expresa estados de ánimo, cuando levanta la cola, por ejemplo, está orgulloso y satisfecho.

La nariz del gato reacciona con el tacto, la temperatura y los olores, su cubierta es diferente en cada gato, es como su huella digital, única.

Las patas traseras más largas y más fuertes que las delanteras le permiten saltar con mucha agilidad; antes de dar el salto miden y calculan la distancia.

El gato camina y corre moviendo las patas delantera y trasera del mismo lado, en el mundo animal, sólo el camello, la jirafa y el gato tienen esta particularidad.

Los bigotes no son pelo, son terminales nerviosas, sirven como detectores del aire, que combinados con su sentido del olfato, contribuyen a agudizar la identificación de cualquier olor. Nunca deben cortárseles los bigotes, afecta sus movimientos y su sentido de la orientación.

Otra característica única del gato es su ronroneo, no se sabe con exactitud cómo lo produce; está relacionado con sentimientos de satisfacción pero también con dolor, ansiedad o nerviosismo.

S.E.C. (servicio de educacion para el consumidor)

 



Recomendar a un amigo...