Hablemos del parto en la gata y la perra

La parición canina y felina

La gestación canina tiene una duración de 57 a 64 días y en felinos la duración media es de 66 días. El período de parto normal oscila entre 4 y 24 horas, y en algunos casos, principalmente si son primerizas, el tiempo se puede prolongar hasta 36 horas. 


¿Que pasa unos dias antes del parto?

Tanto en la perra como en la gata una semana antes del parto la temperatura corporal desciende 1º hasta situarse en 37 - 38ºC, empieza a tener leche, la vulva suele ponerse edematosa y con una ligera descarga vaginal, y puede tener un cambio de comportamiento: búsqueda de sitios oscuros y apartados, inquietud y construcción del nido.


El mecanismo del parto en las mascotas se divide en tres fases: 

La primera fase corresponde a la apertura y relajación del cuello del útero para la salida de los cachorros. La hembra tiembla, jadea y puede vomitar. Los labios vulvares se engruesan y se escapa por la comisura inferior un líquido viscoso blanco - amarillento. Se pueden apreciar contracciones uterinas, pero siempre de débil intensidad. Anda en círculos, se recuesta en el suelo, y no quiere comer ni beber (aunque algunas hembras muestran un apetito voraz). 

La perra elige un sitio tranquilo y oscuro, y prepara su paridera rompiendo trapos y materiales; es conveniente proporcionarle elementos para que pueda realizar ese trabajo, lo más usual es el papel de diario. Nada debe molestarla a su alrededor. En las gatas esta fase suele durar unas 24 horas y se caracteriza por inquietud, vocalización y comportamiento de preparación del nido. 

La segunda fase es la de expulsión de los cachorros. La hembra queda tumbada en posición sobre un lado, con la cara dirigida hacia su abdomen y comienzan las contracciones cada 2 ó 3 minutos, con mucho esfuerzo. Cuando comienza esta fase, la hembra no debe molestarse. La perra se lame la región vulvar entre cada contracción El segundo y siguientes cachorros se suelen expulsar tras intervalos de contracciones inferiores a 30 minutos. Se deben considerar como anormales los intervalos de descanso de más de 4 horas, o cuando no nace ningún cachorro tras haber tenido muchas contracciones. 

En el caso de la gata, una vez iniciada esta fase, los gatitos suelen ser expulsados rápidamente con pocas contracciones, pero a menudo con un gran chillido. El primer gatito tarda, unos 30 - 60 minutos en nacer y el intervalo entre la expulsión de los restantes varía de 5 a 60 minutos. La mayoría de las gatas y perras cortarán el cordón umbilical, comerán la placenta y limpiarán a sus cachorros. Algunas gatas pueden descansar 12 - 24 horas entre la expulsión de dos tandas de gatitos. 

El mecanismo de esfuerzo de la tercera fase, lleva consigo la salida de las placentas, que generalmente serán comidas por las madres, más o menos inmediatamente después del cachorro. Con respecto a la alimentación durante la lactancia, en el último tercio de la gestación, la hembra debe comer una dieta rica en proteínas o también un alimento balanceado Premium para cachorros o hembras gestantes. Cualquier duda o anomalía observada, hay que consultarla rápidamente con el veterinario.

 

S.E.C. (Servicio de educación para el consumidor)


Recomendar a un amigo...