La Hepatitis infecciosa canina

 

 

¿Mi perro tiene
hepatitis?




 

Hepatopatías, en caninos geriátricos

Así como existen dueños de mascotas que se sorprenden al escuchar un diagnostico de "hepatitis canina" en su compañero canino, otros, hacen suposiciones medicando a su perro por que presumen que "sufre del hígado".

Como médico veterinario aclaro diariamente que la manifestación de signos en las alteraciones hepáticas caninas, se observa cuando gran parte de su estructura se encuentra afectada, por lo que el mal manejo de una patología, sobre todo en un anciano, puede llevar a situaciones irreversibles, poniendo en peligro la vida del animal.

Es interesante destacar al respecto que los pacientes geriátricos son los que presentan el mayor riesgo de sufrir reacciones adversas a las drogas suministradas.

Si consideramos el hígado como una gran fabrica de sustancias indispensables para llevar adelante los procesos normales del individuo, no sorprenderá la gran variedad de síntomas y complicaciones relacionados a la disfunción hepatica, algunos muy inespecíficos como decaimiento, falta de apetito, intolerancia a la actividad física, perdida de peso, manto deslucido, mal aliento (halitosis), fiebre, vómitos, diarrea, dolor abdominal, mayor ingesta de agua (polidipsia), mayor emisión de orina ( poliuria ), deficiencias en la coagulación o acumulación de liquido la cavidad peritoneal (ascitis), entre otros.

Su importante función de filtro y extractor de sustancias toxicas, tanto desechos del propio organismo como elementos externos, predispone, al afectarse, a sufrir infecciones, coloración amarillenta de las mucosas y secreciones (ictericia), menor eliminación de drogas o a trastornos neurológicos.

El hígado senil puede ser dañado tanto por procesos agudos como crónicos, secuelas de alteraciones que el animal no pudo superar completamente, tales como hepatitis infecciosa canina, leptospirosis ( prevenidas con vacunación ) o salmonelosis; por sustancias con efectos tóxicos ( toxinas ) del propio organismo ( infecciones generalizadas o uremia ) o externas, medicamentosas o ambientales.

Algunos medicamentos administrados en exceso o sin controles, por prolongados periodos de tiempo ( corticoesteroides, anticonvulsivantes ) son causas conocidas en los problemas crónicos, tanto como algunos conservantes, plaguicidas o herbicidas, que pueden ocasionar lesiones terminales como la fibrosis y cirrosis. Periódicamente en la clínica también son detectados tumores primarios o metástasis de otras neoplasias que asientan en el.

Las múltiples causas y consecuencias de su alteración hacen evidente la importancia de un correcto diagnostico, al que puede arribarse tanto con la ayuda del laboratorio como de las imágenes radiológicas y ecográficas, permitiendo el control y seguimiento del paciente, así como la medicación mas simple y efectiva para que Ud. disfrute de su querida mascota con una optima calidad de vida por mas tiempo.


Disfrutémoslos responsablemente. - Hasta la próxima.

Agradecemos la colaboración para la publicación de esta nota a :

M.V. Mario Miani
C. Onelli 1460 - Local 8 - Centro Administrativo Bariloche
Bariloche - Río Negro - Argentina
TE: 54 - 02944 - 43 - 1721

Consultas M.V. Mario Miani »

 



Recomendar a un amigo...